.:: Locales ::.
Salud brindó precisiones para evitar la Bacteria que produce anginas
Frente a los casos de enfermedades graves producidas por la bacteria Streptococcus Pyogenes en todo el país, el Ministerio de Salud emitió un documento en relación a las medidas de prevención para evitar contagios y complicaciones. Diferenciaron con énfasis las anginas virales de las bacterianas.
Ante los casos fatales conocidos en los últimos días que se dieron en diferentes puntos del país (Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Misiones, Río Negro y Santa Fe), por la bacteria Streptococcus Pyogenes, el Ministerio de Salud de Entre Ríos, viene llevando a cabo diferentes acciones frente a la situación. No obstante, y a modo de llevar tranquilidad a la población y eludir estados de exacerbación, reiteró cuáles son los cuidados a tener en cuenta para evitar el contagio y la proliferación de la enfermedad.
En este contexto, la cartera sanitaria, a través de la Subsecretaría de Redes Integradas de Servicios de Salud, la Dirección de Epidemiología, la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil y la Dirección General del Primer Nivel de Atención, emitió un comunicado con información acerca de la bacteria y las medidas de prevención para evitarla:
“El Streptococcus Pyogenes causa distintas formas de enfermedad siendo la gran mayoría leves como faringitis, impétigo y escarlatina, cuadros de buena evolución habitual con tratamiento antibiótico oportuno. De forma infrecuente puede causar infecciones invasivas graves cuando la bacteria pasa a la sangre y compromete órganos internos o afecta gravemente el organismo por efecto de toxinas.
Habitualmente, los niños sanos pueden ser afectados por este agente y el rango de edad va desde los primeros años hasta la edad adulta pero las infecciones invasivas suelen producirse ante ciertos predisponentes como infecciones respiratorias virales previas (ej. gripe), antecedente reciente de varicela, sobreinfección de heridas, o en pacientes inmunocomprometidos. La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas, por lo que cabe remarcar que las infecciones invasivas raramente se producen luego de la faringitis.
El Streptococcus Pyogenes causa principalmente la faringitis estreptocócica que es una patología muy frecuente entre chicos de 4 y 10 años, principalmente en primavera y otoño. Con tratamiento adecuado mediante penicilina durante 10 días, vía oral, las posibilidades de complicaciones son muy infrecuentes, siendo muy importante cumplir el tratamiento completo.
Luego de cumplir las primeras 48 horas de tratamiento antibiótico adecuado y con mejoría de los síntomas, el paciente no contagia y puede retomar sus actividades. Por otro lado, ante la preocupación de la población cabe recordar que los cuadros febriles con presencia de tos, rinitis, faringitis y/o conjuntivitis en menores de 3 años son en su mayoría de origen viral y no requieren habitualmente la realización de cultivo faringeo ni tratamiento antibiótico, siendo el profesional que atiende al paciente quien podrá definir la conducta adecuada a seguir”.
Además, en el documento, el Ministerio de Salud, adhiriendo a los lineamientos de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), recomendó:
*Ante cuadros de fiebre, dolor de garganta y/o erupciones en piel, principalmente en niños mayores de 3 años, o menores de 3 años concurrentes a jardín maternal o de infantes y/o convivientes con casos detectados de faringoamigdalitis estreptocócica, consultar de forma precoz al centro de atención más cercano a su domicilio.
*En caso de que el médico confirme la infección e indique tratamiento ambulatorio, es muy importante cumplir los 10 días de antibiótico y volver a consultar ante signos de alarma.
*Los contactos asintomáticos familiares, escolares o laborales no requieren medicación preventiva ni estudios.
*Es necesario consultar de forma inmediata al centro asistencial ante cuadros de:
-infecciones de piel o infección de heridas
-fiebre, dolor de garganta o lesiones en piel en pacientes con antecedente de infección respiratoria viral previa, infección reciente por varicela o inmunocomprometidos.
*Pautas a tener en cuenta: Si el paciente presenta fiebre elevada persistente o mal estado general, rechazo del alimento, decaimiento evidente o cambios en la coloración de la piel debe concurrir de inmediato a la guardia. Un pronto reconocimiento de la enfermedad y adecuado tratamiento mejora el pronóstico.
Diferencias entre anginas virales y bacterianas
La directora general del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, diferenció las anginas virales de las bacterianas: “Es como si fueran dos personas distintas. En el caso de las virósicas, no responden a antibióticos, es decir, no mata a los virus. En cambio, las bacterias son sensibles a estos medicamentos, y cuando uno empieza el tratamiento y lo mantiene por el tiempo necesario, éstas se mueren”, señaló.
“Cuando detectamos una angina que es viral no se debe tratar con antibióticos si no tiene la confirmación de la existencia de una bacteria generando el cuadro, porque lo único que hace es que se genere resistencia bacteriana de los gérmenes normales de la garganta y entonces, a posteriori, cuando necesitamos realmente un antibiótico para matar a una bacteria nos encontramos con que ha generado resistencia, o sea, le encontró la vuelta al antibiótico y ya no le sirve para matarla”, indicó la profesional.
“Pedimos a la población entrerriana que no se automedique –precisó-. El tratamiento debe ser indicado por un médico luego de examinar al paciente o solicitar análisis complementarios para hacer el diagnóstico”.
Además, Hernández destacó: “La mayoría de las anginas que tienen los chicos son virales. A veces pueden ser herpéticas, esas que se reconocen por una boquera –lesión en la comisura de los labios-. El herpes, normalmente, genera una garganta roja pero con ampollas, y sin placas bacterianas blancas (que a veces se ven en amígdalas), las cuales se relacionan con las bacterias”.